Wir benutzen Cookies um unsere Webseite optimal zu gestalten und fortlaufend zu verbessern. Durch die weitere Nutzung der Webseite stimmen Sie der Nutzung von Cookies zu. Weitere Informationen
La ACS es un método no invasivo para estimular la función cerebral. Se utiliza después de accidentes cerebrovasculares , traumatismos cerebrales y en enfermedades del nervio óptico o la retina, como daño del nervio óptico, glaucoma, degeneración macular, neuropatía diabética o ambliopía (ver la lista completa de enfermedades tratables). La administración de pulsos de corriente mejora la sincronización del cerebro, promoviendo que las células nerviosas en el cerebro funcionen juntas nuevamente. El cerebro funciona como un amplificador que analiza e interpreta los impulsos residuales. La mejoría en la sincronización dan como resultado una mejoría de la visión residual.
Las diferentes áreas del cerebro se comunican entre sí a través de impulsos eléctricos muy débiles (los llamados “potenciales de acción”). Cuando dos áreas cerebrales a menudo se comunican entre sí, su conexión aumenta. Si  sucede lo contrario, la conexión se debilita o se pierde. Este principio, en el que se debilitan las conexiones no utilizadas, se aplica a cualquier tipo de lesión, independientemente de dónde ocurra: p.e. en la retina, en el nervio óptico o en las profundidades del cerebro.

Así como los músculos entrenados se vuelven más fuertes, la conexión entre el ojo y las áreas cerebrales relacionadas con la visión (como la corteza visual) se puede fortalecer con el uso frecuente. Mientras que el entrenamiento de la visión usa pequeños estímulos de luz que activan áreas diminutas de la retina, la estimulación eléctrica con corriente alterna de un dispositivo de estimulación envía impulsos eléctricos y los conduce a través de varios electrodos colocados en la frente cerca de los ojos. Estos estímulos hacen que las fibras nerviosas y las redes neuronales se disparen más a menudo, lo que aumenta la conectividad de la “vía de la información” entre el ojo y el cerebro. Especialmente cuando todas las células se disparan simultáneamente y sincrónicamente, lo la corriente alterna que usamos, la conexión se fortalece permanentemente. Como resultado, áreas del cerebro que eran menos sensibles a los estímulos entrantes a causa de la ceguera parcial reaccionan más fuertemente después de la electroestimulación. También responden mejor a las señales eléctricas naturales enviadas al cerebro por la retina.

En pacientes parcialmente ciegos, el cerebro no puede procesar adecuadamente la información visual o recibir muy poca información del ojo. Esto crea los llamados “defectos del campo visual”. El tratamiento aumenta la sensibilidad de estas áreas parcialmente dañadas, y las células cerebrales restantes se vuelven más activas nuevamente. Esto amplía el campo de visión y acorta los tiempos de reacción.  La función de la visión no es posible sin información de la retina y sólo la actividad de las redes corticales en el cerebro, que analiza la información que llega desde la retina, permite la experiencia consciente de ver. La ACS se dirige exactamente a estas redes neuronales y modifica  las conexiones entre las diferentes áreas del cerebro, mejorando así la visión.

El centro de Savir trata a pacientes con alteraciones visuales debido al daño del sistema nervioso central, p.e. de la retina, el nervio óptico y el cerebro.
Las enfermedades tratables son:

  • glaucoma
  • daño al nervio óptico o retina
  • Pérdida de visión después de un accidente cerebrovascular o trauma cerebral
  • Retinopatía diabética
  • degeneración macular (AMD)
  • Pérdida de visión inespecífica o inexplicada
  • Ambliopía (debilidad visual) y ceguera cortical

Enfermedades no tratables:

  • Problemas con el aparato óptico, es decir, la refracción de la luz del ojo. Estas son la córnea y la lente). Catarata no mejora
  • No realizamos LASIK.
Durante mucho tiempo se pensó que la pérdida de la visión después de una lesión en el cerebro o la retina, como un accidente cerebrovascular, glaucoma u otras causas era completamente irreversible. Por lo tanto, se supuso que el deterioro visual en las actividades cotidianas tales como la lectura y la conducción, así como la orientación espacial no eran tratables. Sin embargo, diversos estudios más recientes indican que el tratamiento de pacientes con electroestimulación trans-orbital repetitiva no invasiva con corriente alterna (rtACS) durante 10 días (de 30 a 40 minutos al día), disminuyó significativamente el deterioro visual y mejoró la calidad de vida. Estos resultados fueron obtenidos por el Prof. Dr. Bernhard Sabel y su equipo quienes publicaron los resultados en revistas científicas internacionales. En estos estudios, el tratamiento con rtACS logró la recuperación media del campo visual perdido por 25-30 por ciento. Los pacientes tratados con rtACS mostraron a diferencia de los pacientes en el grupo de control que no recibieron el tratamiento, un campo significativamente más amplio de la visión y confirmaron que su “visión general” había mejorado subjetivamente.
No se han observado efectos secundarios graves. Sin embargo, rar vez se han reportado:

  • un ligero dolor de cabeza
  • Alteraciones del sueño por la noche en los primeros días de estimulación
  • Ligero mareo
  • fatiga
Los estudios clínicos han demostrado el alcanced el efecto de la electroestimulación cerebral. Los siguientes valores corresponden al rango de cambios después de un tratamiento de diez días:

  • Aumenta el campo de visión en un 25-40 por ciento
  • Visión mejorada en el área dañada del campo visual de hasta un 60 por ciento
  • Mejoras subjetivas hasta del 70 por ciento de los pacientes
  • Pero alrededor de un tercio de los pacientes no muestran mejoría.

Nota: Los valores aqui mencionados no indican qué mejora logrará cada paciente de manera individual. Estos valores incluyen pacientes con mejorías superiores a la media, pacientes con mejorías por debajo del promedio y pacientes sin ninguna mejoría. Tenga en cuenta que las mejoras son individualmente diferentes.

Savir tiene como objetivo mejorar la vista cuando la retina, el nervio óptico o el sistema visual del cerebro están dañados por una enfermedad. Nuestra intención es activar la visión residual para fortalecer la visión restante. Usamos otros métodos además de los empleados por su oftalmólogo. Nuestro tratamiento central es la estimulación eléctrica no invasiva del cerebro. También evaluamos la visión de los pacientes de forma objetiva y subjetiva para seleccionar los métodos más adecuados de entre una variedad de opciones. Esto incluye enfoques para administrar mejor la pérdida de visión, compensar la pérdida y mejorar la función visual restante a través de varios métodos de ejercicio. Además, explicaremos los antecedentes de su pérdida de visión y recomendaremos ejercicios especiales para el hogar, que pueden mejorar su vista. Nuestro tratamiento es integral y un complemento para el oftalmólogo, mas no un sustituto.
El paciente se sienta cómodamente en una silla. Los electrodos se unen cerca del ojo y el brazo. Luego, se envían aproximadamente 30 minutos de impulsos de CA de muy baja intensidad (por debajo de 1 mA, por lo que menos que un marcapasos). Las sesiones duran aproximadamente una hora por día y la terapia completa por 10 días. En el siguiente video puedes ver el método:
La ACS se aplica con un dispositivo especial de estimulación cerebral. El aparato consiste en una unidad de estimulación y electrodos.
La electroestimulación con corriente alterna se aplicó por primera vez en Alemania alrededor de 1870 en un paciente con daño neoplásico. Se reportaron observaciones similares posteriores en Japón y Rusia. En Occidente, el método fue introducido por el equipo de Sabel y se estudió en cientos de pacientes. Junto con otros colaboradores en el país y en el extranjero, estas observaciones se basan en el método científico y son sistemáticamente investigadas.

Es posible que su médico no haya escuchado sobre la restitución visual. La ACS no invasiva es un tratamiento nuevo que se ha desarrollado e investigado durante más de 10 años. Solo en los últimos años se ha publicado evidencia clínica de eficacia. Por lo tanto, no sería sorprendente si su médico aún no conoce la terapia. Así que no se sorprenda si su médico es escéptico de la restitución visual. Por ejemplo, nuestro paciente Joe Lovett escuchó lo siguiente de su médico cuando le preguntó acerca de la restitución visual: “Están perdiendo tiempo y dinero. Olvídelo! “. Sin embargo, cuando el doctor descubrió que la visión de Joe Lovett en realidad había mejorado con la terapia de Savir, envió a más pacientes para recibir tratamiento.

Considere los siguientes puntos a considerar en un tratamiento para la restitución visual:

  • No hay efectos secundarios o peligros.
  • Se ha demostrado científicamente que tiene una buena oportunidad de mejorar su visión y calidad de vida. Los pacientes informan que pueden leer mejor, pueden evitar chocar contra objetos, volver a participar en sus pasatiempos, desarrollar más confianza en su movilidad y ver mejor en general porque su visión es menos borrosa o menos restringida.
  • En aproximadamente el 70 por ciento de nuestros pacientes, el campo visual mejoró y nos informaron mejoras subjetivas.
  • Sin embargo, no podemos garantizar que cada paciente experimentará una mejora en la visión. Si bien esto es muy probable, no existe una certeza absoluta (que, por cierto, se aplica a la mayoría de los tratamientos médicos).
La terapia con Savir generalmente dura dos semanas. El primer y último día, pasará entre cuatro y cinco horas cada uno y los otros días, una hora al día (excepto los fines de semana) en el centro de Savir.
El uso de perimetría especial de alta resolución (HRP) permite la detección sistemática de la visión residual (visión residual). HRP es un procedimiento de diagnóstico asistido por computadora que representa la pérdida de campo visual de alta resolución. Los resultados se presentan gráficamente y estadísticamente y juegan un papel importante en la planificación y el control del éxito de la terapia.

Lea los criterios de inclusión y exclusión del tratamiento para ver si puede recibir tratamiento en el Centro Savir.

Por favor contáctenos para recibir más iformación acerca de los costos del tratamiento.

Con gusto podemos proporcionarle los datos de contacto de pacientes que estén dispuestos a hablar con usted. Nos aseguraremos en la medida que nos sea posible que hable el mismo idioma y que tenga una enfermedad similar.

Si tiene preguntas, puede enviar un mensaje a través de nuestro portal de contacto o escribir un email a info@savir-center.com

Si tiene preguntas que no han sido respondidas en este sección podemos atenderlo personalmente. Haga click aqui para entrar en contacto.